Home

Fingir es ejercer la imagen de alguien que no eres para alguien que no debes. Fingir es renunciar a lo genuino y autentico que puedes ser. Es alimentar ese deseo por cumplir las expectativas de otros o creer que tienes la obligación de hacerlo.

Si la cultura que nos rodea fuera más honesta perderíamos mucha de la necesidad por ser aceptados y por ende la urgencia de condenar el comportamiento de otros. Nos vemos ante la tentación de fingir desafortunadamente en aquellos momentos donde no nos sentimos tan cómodos con nosotros mismo, lo que hacemos o lo que tenemos y esto responde al temor al rechazo, la condenación y/o la desaprobación. Si bien la idea no es sentirnos cómodos con como somos ahora, perdiendo nuestro sentido de avanzar, si es necesario que hagamos hoy de nuestra vida un punto de partida desde el cual podamos llegar a alcanzar todo aquello que Dios destino que fuéramos e hiciéramos.

¿Entonces como pierdo mi necesidad de fingir? Deja de esperar que las personas, tus pertenencias y tus actividades determinen tu identidad y propósito. Tu entorno te dirá que eres de acuerdo a lo que tienes y lo que haces haciéndote ver la urgencia de ganar su aceptación y aprobación. Haz de tus relaciones, lo que posees y lo que haces “espacios de expresión” de la identidad y propósito que haz creído que debes tener y no al revés.Necesidad de fingir-06

¡Se honesto aceptando quien eres hoy y avanza creyendo que tu historia se sigue escribiendo! La mentira es enemiga del todo progreso real. Cabe aclarar que hay una diferencia en aceptarte como eres y aceptar quien Dios dice que eres. Para aceptarte como eres no necesitas fe pues tus hechos te delatan. Para aceptar quien Dios dice que eres tu fe es necesaria y trascendental. Aunque tu fe no es una vara mágica, si es la capacidad que tienes para creer y asimilar todo lo que le rodea. Tu fe te permitirá creer, percibir y juzgar todo lo que existe a tu alrededor. La pregunta aquí es ¿Cuál es tu fe y en que o quien la depositas? Si nuestra fe esta puesta en Dios, sabremos inmediatamente que El es el parámetro por sobre otros para medir nuestra identidad y propósito.

Determina que Dios y Su palabra sean tu fuente de identidad y propósito. Cada vez que leas la Biblia o la escuches busca responder a la preguntas ¿Quien soy? y ¿Para que vivo?. Aceptar que descansas en la aceptación, aprobación y guianza de Dios te hará constante y te permitirá vivir en parámetros más altos que te retarán y no condenarán. Te moverás por sobre las circunstancias y percepciones de los demás sobre ti sabiendo que Dios te ama y acepta y que El tiene planes para tu vida que puedes vivir hoy.

Un pensamiento en “Perdiendo la necesidad de fingir

  1. Fingir se vuelve un estilo de vida, hasta que el cara a cara con Dios te permite descubrirte y es El quien te confronta a salir de la nube que la sociedad, familia, amigos etc te dice quien eres…muy buen artículo!… Con mucho respeto, creo que tu fe individual no juzga porque eso te llevaria a caer dentro del perfeccionismo y discriminacion hacia los demas… Creo que debe ser una fe de aceptacion que cree todo lo que Dios dice quién eres… ☺️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s